5 Hábitos saludables que ayudan a prevenir la osteoartritis

La artrosis es una enfermedad que cada vez está más presente en nuestra sociedad y no afecta sólo a los ancianos. Si practicas actividades intensas, llevas una vida sedentaria, eres mujer o tienes más de 35 años, entonces este artículo es para ti.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad que afecta a las articulaciones y se debe al desgaste del cartílago que recubre los huesos que la forman. El desgaste causa inflamación y dificultad de movimiento.

En la última década en los EE.UU. la incidencia de este trastorno ha crecido, con más de 30 millones de adultos sufriendo sus síntomas.

Según las últimas investigaciones, la artrosis no sólo afecta a los ancianos, sino también a los jóvenes, los atletas y las mujeres durante la menopausia.

Saber qué es la artrosis y aprender a cuidarse a diario no puede curar la enfermedad, pero puede retrasar la aparición de los síntomas.

¿Cómo cuidar las articulaciones en el día a día?

La importancia de llevar un estilo de vida equilibrado y saludable es clave en la prevención de la osteoartritis. Deberíamos aprender a cuidar nuestras articulaciones cuando somos niños y tomar ciertas medidas después de los 35 años. A partir de este momento, de hecho, nuestro cuerpo comienza a reducir la producción de colágeno, proteína esencial para la formación de cartílago.

¿Quieres empezar a cuidar tus articulaciones hoy? Tome nota de estos consejos para prevenir la osteoartritis:

1. Mantener una postura correcta

Mantener una buena postura es clave para cuidar no sólo las articulaciones. Los músculos, huesos, tendones y otros tejidos se mantendrán sanos por más tiempo si cuidas tu forma de caminar.

¿Qué significa mantener una buena postura? No se trata sólo de mantener la espalda recta. Una postura correcta es el resultado de muchos pequeños detalles como:

  • Evite sentarse en sillas muy bajas que terminan cargando las rodillas.
  • Usar almohadas que permitan un soporte ergonómico de las cervicales y descansar en colchones firmes.
  • No doblar la columna.
  • Evita los esfuerzos.
  • No pase mucho tiempo en la misma posición (de pie o sentado).

2. Ejercicio moderado que no sobrecarga las articulaciones

La práctica de una actividad física moderada pero constante es esencial para mantenerse en forma y cuidar las articulaciones.

Actividades como la natación, el ciclismo yoga u otros deportes de bajo impacto son ideales para mantener los músculos y huesos fuertes sin sobrecargar las articulaciones. Media hora al día es suficiente para cuidar de tus articulaciones y, además, estarás aprovechando todos los beneficios del deporte.

3. Dieta equilibrada

Comer bien es un hábito saludable que tiene muchas ventajas:

  • Ayuda a mantenerse en forma y a evitar las consecuencias de una alta ingesta de alimentos procesados ricos en grasas y azúcares.
  • Estar más atento cuando se come es un ejercicio que puede ayudar a perder peso y a prevenir enfermedades metabólicas, además de proteger las articulaciones.

4. Evitar el sobrepeso

El exceso de peso tiene consecuencias insalubres en general, y las articulaciones se ven directamente afectadas por la sobrecarga. Mantener el peso bajo control es una forma de cuidar el cuerpo y prevenir la artrosis y muchas más patologías.

5. Complementos que mejoran la salud de los huesos y los cartílagos

Todos los hábitos saludables mencionados hasta ahora se complementan entre sí. Además, si empiezas con uno será más fácil integrar los otros en tu rutina diaria. El objetivo es sentirse bien y ganar calidad de vida durante el mayor tiempo posible. Vale la pena hacer un pequeño esfuerzo.

Recuerde que hoy en día, además, hay muchos suplementos estudiados para la salud y el bienestar que pueden mejorar mucho su calidad de vida. El colágeno hidrolizado es un ejemplo y es ideal para proteger sus articulaciones, fortalecer los huesos y ayudar a prevenir los signos del tiempo en la piel, el cabello y las uñas.

Cuando se trata de salud, la prevención es su primera opción y puede ser más efectiva que la cura. Los consejos para prevenir la artrosis son también hábitos saludables que le ayudarán a sentirse mejor en general. Ponerlos en práctica puede costar un poco al principio, pero la recompensa puede ser muy gratificante.

¿Sigue estos hábitos saludables? ¿Cree que hay algo que podría mejorar en su día a día para proteger sus articulaciones? Háganoslo saber en los comentarios!