8 Mitos y conceptos erróneos sobre el estreñimiento

El estreñimiento afecta a una de cada cinco personas en promedio, el 80% de las cuales son mujeres. Es uno de los motivos más comunes de consulta al farmacéutico. Pero, ¿realmente sabes todo sobre el tema? Puede que todavía creas en algunos mitos, pero no te preocupes, ya que estamos aquí para acabar con ellos. Aquí hay ocho hechos sobre el estreñimiento que debe saber:

1. Las mujeres no están más afectadas que los hombres

Contrariamente a lo que se podría pensar, las mujeres no se ven mucho más afectadas que los hombres por el estreñimiento.

Por otro lado, hablan más de ello.

Además, las molestias estéticas (hinchazón del vientre) y las molestias generales, se experimentarán de forma más negativa para una mujer.

2. No es peligroso

Si el estreñimiento es embarazoso, no es un peligro para la salud. La presencia de heces en nuestro intestino, incluso durante varios días, es segura.

Por otro lado, si se asocia con otros síntomas, requiere una consulta porque podría ser uno de los síntomas de una enfermedad del colon, el recto o el canal anal, incluyendo el cáncer de colon.

3. Las fibras son buenas para el tránsito pero no curan el estreñimiento

Cuando se sufre de estreñimiento, es importante consumir fibra. Hay dos tipos de fibra: la fibra soluble y la insoluble.

En los casos de estreñimiento agudo o crónico, se prefieren las fibras insolubles. Se encuentra principalmente en el salvado y en los cereales de trigo.

4. Ir al baño menos de una vez al día no es estreñimiento

El estreñimiento es el hecho de no poder ir al baño durante más de tres días.

Se define además por una disminución del número de heces emitidas, heces duras, dificultad para defecar y una sensación de no “vaciarse” completamente después de ir al baño. No ir al baño todos los días no es un signo de estreñimiento.

5. El estreñimiento no se debe necesariamente a la falta de hidratación

La hidratación juega un papel importante en el estreñimiento porque facilita el paso de las heces al ablandarse, pero esto no es suficiente.

La motricidad de los músculos lisos del aparato digestivo y el peristaltismo intestinal son esenciales y pueden ser alterados por múltiples factores de origen hormonal, orgánico o mecánico.

6. La mala alimentación no es el único factor del estreñimiento

La mala nutrición puede promover el estreñimiento pero no lo desencadena. Por otro lado, los alimentos son conocidos por su poder constipante, por ejemplo el chocolate y el arroz.

En caso de estreñimiento se prefieren las frutas y verduras frescas para “desbloquear” el tránsito.

7. No es necesariamente un signo de colopatía

Las colopatías se definen por la aparición crónica de síntomas digestivos, como dolor abdominal, hinchazón, diarrea o estreñimiento, sin que el intestino tenga lesiones visibles.

El estreñimiento aislado no es indicativo de colopatía. Por otra parte, si se produce alternativamente con la diarrea, es necesario consultar.

8. No siempre es de origen mecánico

El estreñimiento puede tener causas endocrinas, metabólicas (diabetes, hipotiroidismo…) o neurológicas (esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, apoplejía…).

En las mujeres, los cambios hormonales durante los ciclos o la menopausia pueden afectar el tránsito intestinal.