8 simples consejos para una desintoxicación efectiva

La desintoxicación está de moda, tanto que no sabemos realmente lo que es, ni cómo hacerlo. Estos son los ocho principios fundamentales que hay que respetar para que la desintoxicación tenga éxito.

1. Selecciona el tipo de desintoxicación que más te convenga

Hay 3 tipos diferentes de desintoxicación para elegir dependiendo de sus objetivos y su salud.

La cura de desintoxicación más accesible es la que se basa en jugos y batidos. La mono-dieta es otro tipo de cura de desintoxicación: consiste en comer un solo alimento a voluntad y durante todo el día. El ayuno es la cura de desintoxicación más difícil: consiste en no comer más alimentos sólidos y líquidos durante uno o más días. Debe ser estrictamente supervisado porque no está exento de peligro.

2. Elija el momento adecuado

Hacer una cura de desintoxicación en las fiestas no es una buena idea.

Para promover las posibilidades de una cura de desintoxicación, lo ideal es disfrutar de unos días de vacaciones o un fin de semana largo.

Las curas de desintoxicación pueden intervenir durante todo el año: a principios de primavera para drenar los emunctorios, en verano para aligerar el cuerpo, en otoño para preparar el cuerpo para el invierno o en invierno para una pretoxicación antes de las vacaciones!

3. El consejo médico es esencial

Los tratamientos de desintoxicación tienen muchos beneficios para la salud: drenaje del cuerpo, fortalecimiento del sistema inmunológico, pérdida de peso, etc. Sin embargo, no deben tomarse a la ligera porque las consecuencias en el cuerpo pueden ser peligrosas.

Se requiere una opinión médica, especialmente si la cura se prevé durante varios días.

4. No debe durar más de dos días

Lo ideal es que las curas no excedan unos pocos días porque son una prueba para el cuerpo.

Para que sea eficaz, debe seguirse al día siguiente o a la semana siguiente a los excesos para promover la eliminación de toxinas.

5. Es necesario practicar la actividad física en paralelo

Además de la dieta, la actividad física, y más ampliamente las funciones de eliminación, deben ser puestas en el centro de la cura.

Se multiplicarán las sesiones de sauna y/o vapor, los masajes o los baños de derivación, y se practicará paralelamente actividad física para activar la sudoración y permitir al cuerpo eliminar más rápida y fácilmente.

6. Es importante mantenerse hidratado

Durante una cura de desintoxicación, es esencial estar bien hidratado porque el agua contenida naturalmente en los alimentos es llevada en menor medida al cuerpo.

Así que beber 2 litros de agua al día incluyendo té y té de hierbas es un mínimo. El agua debe ser mineralizada para promover la eliminación de toxinas.

7. Escuche a su cuerpo

Una cura de desintoxicación no es necesariamente un paseo por la salud. Sus beneficios se experimentan sólo en los días siguientes a la cura.

Durante el tratamiento, no es raro observar fatiga o debilidad debido a una menor ingesta de calorías y a la deficiencia de proteínas. Por lo tanto, busque consejo médico si el cuerpo nunca se calma.

8. Algunos alimentos deben evitarse

Ciertos alimentos deben ser absolutamente evitados durante una cura de desintoxicación porque favorecen la multiplicación de las toxinas e impiden su eliminación.

Así, el azúcar, el alcohol, las carnes rojas, la grasa y el pan blanco serán prohibidos.