8 Tés de hierbas equilibrados para disfrutar

Disfrutar de una taza de té requiere al menos unos momentos de calma. Por simple que sea su preparación, es un pretexto ideal para la relajación o para una charla amistosa si está en compañía.

El saludable placer de las infusiones de hierbas se suma al disfrute pausado de sus sabores y virtudes reconstituyentes. Se requiere cierta experiencia para conocer la compatibilidad botánica y química de las plantas seleccionadas a fin de producir un té equilibrado, en el que los diferentes ingredientes se complementen entre sí o potencien una acción determinada.

No hay duda de que para que el acto de degustar una tisana sea atractivo, más allá de su posible función terapéutica, debe aportar placer a los sentidos, especialmente al olfato y al gusto, lo que se consigue añadiendo entre sus ingredientes hierbas de sabor agradable.

Por lo tanto, si no tiene experiencia, es preferible contar con el asesoramiento de un herbolario experto. En este artículo descubrirá ocho sencillas infusiones de hierbas para que sus días de primavera sean más agradables.

Té de hierbas contra la astenia primaveral

Este té es un buen remedio cuando alguien se siente desmotivado, impedido, afectado por debilidades o fatiga, común al comienzo de la primavera, o aplastado por el estrés. Ayuda a recuperar el estado de ánimo y a adaptarse a situaciones complicadas.

Ingredientes:

  • Rhodiola
  • Eleuterococo
  • Rosemary
  • Savory

Preparación:

Una cucharada de la mezcla es necesaria para cada taza de agua.

Hervir sólo 3 minutos, dejar reposar, tapar, 10 minutos más y filtrar.

Se puede añadir una pizca de miel para mejorar el sabor.

Dosis:

Bebe un vaso dos veces al día, por la mañana con el desayuno y después de comer.

Precauciones:

Si incluye el eleuterococo, los expertos recomiendan tratamientos discontinuos de 3 semanas, con otros 3-4 de descanso. No es un problema si se toma rápidamente.

Té de hierbas para la rinitis y las alergias

La llegada de la primavera, con el estallido de las flores que llenan los jardines, parques, árboles y prados, es un pequeño tormento para muchas personas. La aparición de polen y polvo en suspensión y un torbellino de sustancias alergénicas extrañas al sistema inmunológico que flotan en el ambiente provocan un cuadro variado y molesto de síntomas, como rinitis, inflamación de los ojos, picor, urticaria, congestión pulmonar, estornudos frecuentes, etc.

Este té puede ser una alternativa o apoyo a los antihistamínicos que suelen recetar los médicos para combatirlos y que suelen causar somnolencia.

Ingredientes:

  • Arbusto eterno (Helichrysum stoechas)
  • Coltsfoot
  • Pino silvestre
  • Plátano de hoja ancha
  • Equinácea
  • Hinojo

Preparación:

Añade una cucharada de la mezcla por cada taza.

Hervir 2 minutos, dejar reposar 10 minutos más y filtrar.

Puedes añadir miel de tomillo.

Dosis:

Toman dos o tres tazas al día, mientras mantienen la crisis alérgica.

Precauciones:

Es aconsejable no incluir la equinácea en este té durante el embarazo, la lactancia o en caso de enfermedad hepática.

Té de hierbas para los dolores de cabeza

Es una fórmula indicada para quienes sufren episodios ocasionales de migraña o dolor de cabeza, que pueden aumentar en la primavera debido al aumento progresivo de las temperaturas. Se puede evitar la medicación.

También es una alternativa para quienes los padecen de forma recurrente y suelen tomar analgésicos, aunque cada dolor de cabeza tiene causas específicas que requieren un tratamiento individualizado.

Ingredientes:

  • Hortalizas comunes
  • Menta
  • Ginkgo
  • Pasiflora
  • Azahar

Preparación:

Añada una cucharada de la mezcla por cada vaso.

Hervir y mantenerlo en infusión durante 10 minutos.

Para teñir el amargor del ginkgo, se puede añadir corteza de naranja amarga.

Dosis:

Dos vasos al día son suficientes, el primero para el primer síntoma que se perciba.

Precauciones:

La pasiflora debe usarse sabiamente, mejor aún con consejo médico. Puede ser reemplazada por la matricaria, pero esto tiene la desventaja de su sabor desagradable.

Té de hierbas para depurar los riñones

Se recomienda esta combinación de plantas para facilitar la depuración a nivel renal, para evitar la formación de cálculos renales o, si ya se han formado, para ayudar a su expulsión. No es menos útil para combatir la retención de líquidos y como apoyo en caso de hipertensión.

Ingredientes:

  • Lithospermum officinale
  • Arenaria
  • Ortosifón
  • Gayuba
  • Hinojo
  • Anís estrellado

Preparación:

Añade dos cucharadas de la mezcla por medio litro de agua.

Hierve sólo un minuto.

Deje reposar 10 minutos más y filtre.

Dosis:

Tomar todo el día.

Precauciones:

No se recomiendan los tratamientos prolongados con mijo del sol debido a su contenido en alcaloides de pirrolizidina; puede ser sustituido por otra planta, como las hojas de abedul.

La gayuba debe ser evitada durante el embarazo y en caso de gastritis.

Té de hierbas contra la acidez estomacal

Para las plantas que la componen, esta fórmula es recomendada por los herboristas especialmente para tratar de aliviar el reflujo gastroesofágico, la acidez y los espasmos gástricos.

También es útil para combatir los gases, los meteorismos, las flatulencias y el mal sabor de boca.

Ingredientes:

  • Raíz de regaliz
  • Acalypha hispida
  • Hinojo
  • Anís verde

Preparación:

Añade una cucharada de la mezcla por cada taza de agua.

Hervir de 2 a 3 minutos y luego descansar por 10 minutos más y colar.

Su sabor algo dulce puede agradar a los niños.

Dosis:

Tome una taza después de las comidas principales.

Precauciones:

No es aconsejable para personas diabéticas o hipertensas.

La glicerina, un componente del regaliz, puede elevar la presión arterial.

Té de hierbas para problemas urinarios

Esta fórmula de hierbas está indicada para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata, especialmente a nivel preventivo. Tiene la peculiaridad de que inhibe la enzima de la inflamación de la próstata.

Se recomienda para hombres mayores de 50 años, lo que ayuda a reducir los trastornos asociados con el adenoma benigno, la necesidad de orinar con frecuencia y la nicturia. Por su poder antiinflamatorio y diurético, es útil para aliviar la inflamación de la vejiga y la próstata y como tratamiento de apoyo en la nefritis, ureteritis y litiasis renal.

Ingredientes:

  • Willowherbs
  • Pygeum
  • Buchu
  • Calluna
  • Anís estrellado

Preparación:

Añada una cucharada sopera de la mezcla por cada vaso de agua.

Hervir de 2 a 3 minutos, dejar reposar 5 más y colar.

Dosis:

Puedes beber hasta 3 vasos al día.

Precauciones:

El pygeum puede causar molestias gástricas en personas especialmente sensibles.

No se aconseja la Brecina en caso de gastritis.

Té de hierbas para unas vías respiratorias saludables

Este té es efectivo para combatir la bronquitis si no hay otra patología asociada.

Tomar tés de hierbas puede ayudar a eliminar la congestión y reducir la inflamación de las vías respiratorias, sin recurrir a los medicamentos. También se recomienda en los procesos alérgicos causados por la reacción al polen en suspensión de algunas plantas.

Ingredientes:

  • Brotes de pino albar
  • Marrubio blanco
  • Micromeria fruticosa
  • Malva
  • Hinojo

Preparación:

Añadir dos cucharadas planas de la mezcla por cada taza de agua.

Hierve un par de minutos.

Dejar reposar 10 minutos y filtrar.

El hinojo y la poleo le dan un sabor agradable, que contrarresta el del marrón, pero se puede añadir la corteza de naranja amarga

Dosis:

Se puede tomar durante el día.

Precauciones:

El pino albar, rico en taninos, puede causar irritación gástrica en personas sensibles, pero la malva a su vez actúa como protector.

Té de hierbas contra los trastornos menstruales

Este té es útil para mujeres jóvenes y maduras, en edad reproductiva, o para las que la llegada del período es un trastorno frecuente. Ayuda a combatir los diferentes síntomas del síndrome premenstrual, como gases, sensibilidad en los senos, dolores de cabeza, fatiga, dolor de espalda, etc. y mitiga los síntomas de la dismenorrea o de los períodos dolorosos, como las molestias lumbares, las náuseas leves, la transpiración, el sudor y los mareos.

Ingredientes:

  • Lavanda-algodón
  • Hibisco
  • Sage
  • Sagebrush
  • Menta

Preparación:

Añada tres cucharadas de la mezcla en partes iguales para tres cuartos de litro de agua (una por taza).

Se puede mejorar el sabor añadiendo un toque de hinojo, que le dará un tono anisado y dulzón.

Hervir un minuto, dejar reposar otros 10 minutos y colar.

Dosis:

Bebe 3 tazas al día, desde unos 9 días antes de la llegada del período.

Precauciones:

No es recomendable consumir salvia durante el embarazo, la lactancia o por períodos prolongados ya que tiene tuyona, un aceite esencial con importantes virtudes estrogénicas.

Las virtudes del calor para promover la relajación

Los tés e infusiones proporcionan, además de sus virtudes terapéuticas, los beneficios del agua caliente. Las bebidas calientes son más fáciles de asimilar por el estómago que los líquidos fríos.

Según la medicina china, la naturaleza del calor es siempre relajante y activadora. El calor proporciona fluidez y tiene la capacidad de calentar y hacer que los músculos se relajen.

Si se prefieren los tés calientes o fríos en verano, el hibisco, la menta o el regaliz con corteza de naranja o limón dan buenos sabores.

Cómo equilibrar los tés

Es cierto que muchas plantas tienen un sabor amargo, áspero o insípido que no invita a probarlas. Los expertos advierten que un sabor muy amargo no puede ser anulado con un aporte muy dulce, pero un amargo aromático será más eficaz, como el de la corteza de naranja o limón amargos.

Por otra parte, la dulzura del anís o el aroma intensamente mentolado de la menta son útiles para combatir la insipidez.