En España, poner fin al matrimonio y formalizar el divorcio, está a la orden del día, ya ni siquiera los cónyuges quieren pasar unos meses más juntos, para no conseguir escusas que invaliden su ruptura iniciada. Las reconciliaciones disminuyen, las esperanzas de seguir unidos se disipan, y se ponen de inmediato en marcha los planes de separación.

Los bufetes de abogados, han aumentado su lista de clientes desde el inicio del año, después de hacer consultas, muchas parejas, decidieron dar inicio a las remisiones de divorcios, llegando incluso a solicitarlos con urgencia, el mutuo acuerdo y conciliaciones amistosas, aceleran los procesos de divorcio cada vez más.

Posibles causas de las rupturas

La falta de comprensión, la poca tolerancia, o la incompatibilidad de caracteres, puede aflorar la idea de separación entre una pareja, cualquier razón manifestada ante el juzgado, que esté bajo el marco de la ley, será aceptada, mientras estén de acuerdo ambas partes. Sin embargo, es preciso mencionar algunas razones comunes de divorcio que se están presentando con frecuencia:

La desconfianza es una de las principales causas de separación, factores como el flirteo en redes sociales, el uso excesivo de los móviles, el desinterés en planes comunes, entre otras cosas; han hecho que la inseguridad despliegue conflictos maritales que confluyen en rupturas.

El confinamiento, agobiados por la presión económica y sanitaria, el estrés que genera el encierro, hace que la convivencia entre parejas, sea menos placentera. Así mismo, esta situación global, ha cambiado la forma de percibir ingresos, y los trabajos en línea, han desatado molestias entre parejas, que atañen a esta metodología de trabajo la culpa, del descuido a la familia y el hogar.

Opción más común de disolución del matrimonio

Disolver la unión conyugal en el país se puede hacer realidad, una vez la pareja haya tomado la decisión, y cumpla con el requisito del Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, de que los cónyuges tengan al menos tres meses de casados.

Son muchas las causas de los divorcios en España, cualquier justificación de mutuo acuerdo puede agilizar el proceso, por lo tanto, ha sido más fácil para los españoles, emplear la modalidad de “divorcios express (aprobado desde 2015) para lograr disolver sus matrimonios sin necesidad de ir al juzgado, y en poco tiempo.

Actualmente, una agencia de abogados muy reconocida en España, ofrece divorcios a domicilio, a través de un vehículo denominado Divorcioneta el cual traslada a los abogados especialistas, al domicilio de los solicitantes, con todos los documentos que correspondan al caso, para procesar el divorcio de los cónyuges implicados, ofreciendo tarifas de precios entre 100 y 150 euros por cada uno, dependiendo del tipo de divorcio.

Sin duda alguna, procedimientos más expeditos como los mencionados, han favorecido en el aumento de las demandas de divorcios. Con solo unas llamadas y en mutuo acuerdo, los españoles pueden quitarse el lazo comprometedor del matrimonio, para pasar a ser divorciados en poco tiempo, y estar disponible para otra relación o quedarse soltero.