Tienes muchas cosas que decir y ni Facebook ni Twitter son suficientes para ti. Necesitas más espacio, un lugar sólo tuyo donde puedas expandirte a tu gusto y donde tus lectores sean esas personas que realmente quieren saber lo que tienes que decir. Sí, necesitas un blog. Pero no confías demasiado en tus conocimientos de informática y sólo pensar en montarlo te da ganas de hacerlo. ¿Y si te dijéramos que es muy fácil? Aquí te decimos cómo empezar un blog personal.

Cómo empezar un blog personal
Pasos a seguir:

1.En primer lugar, piensa en qué plataforma quieres abrir tu blog: las más populares son Blogger, WordPress y Tumblr, cada una con sus propias peculiaridades. Piensa en cómo quieres que sea tu blog y qué plataforma se ajusta mejor. Cuando lo decidas, abre una cuenta.

2.Ya tienes tu cuenta creada y tu blog personal existe. Antes de empezar a escribir y publicar, intenta personalizar un poco el diseño. Hay muchas plantillas gratuitas tanto para Blogger como para WordPress, así que tómate tu tiempo e investiga en línea. También puedes, si tienes conocimientos de HTML, modificar ligeramente las plantillas una vez instaladas para que tu blog sea único.

3.Una vez decidido el diseño de tu blog, tienes que entrar en su configuración y decidir algunos aspectos. Los comentarios -si quieres aprobarlos antes de la publicación, por ejemplo-, cuál quieres que sea la URL de tu blog, cuántas entradas quieres que aparezcan por página, cómo quieres que aparezcan en los buscadores, etc.

4.Ya tienes tu blog creado y has encontrado el diseño que más te gusta. Falta lo más importante: ¡empieza a escribir! ¿Ya has pensado en esto? ¿Tu blog va a ser temático o puramente personal? ¿Con qué frecuencia vas a escribir? Si quieres que el blog pase de ser un hobby a algo más serio, considera la posibilidad de hacer un calendario semanal o mensual de publicaciones para organizarte mejor.

5.Ya has escrito tu primer texto. Asegúrate de que no contiene errores gramaticales ni ortográficos y edítalo con negrita en las palabras clave y los enlaces, algo que ayudará a tu posicionamiento en los buscadores.

6.No olvides añadir etiquetas o tags, que ayudarán al texto a posicionarse en Google, además de rellenar correctamente los campos de descripción y título de met.

7.Añadir alguna imagen o vídeo: ayuda a que el contenido sea más atractivo visualmente, para que tus lectores quieran quedarse en tu blog y leer lo que tienes que decir. En el caso de las fotos tomadas desde Internet, elige siempre aquellas que hayan sido compartidas bajo una licencia Creative Commons y no te olvides de decir de quién es el original.

8.Ya has publicado tu primer post. Si te interesa que tu blog llegue a mucha gente, haz más publicaciones y empieza a moverte por Internet: compártelo en tus redes sociales, envíalo por correo electrónico a tus contactos, súbelo a los agregadores de blogs. Y, lo más importante: publica siempre contenido original e interesante. Si a la gente le gusta tu blog, ¡se correrá la voz!