Cada vez es más frecuente escuchar casos de espionaje a través del móvil en los medios de comunicación y, quizás de forma un tanto exagerada, esto fomenta un alarmismo que acaba por poner en duda la seguridad de estos dispositivos tan fundamentales en nuestro día a día en la actualidad, sobre todo porque tenemos muchos datos personales en nuestro móvil: fotos, conversaciones, nuestra cuenta bancaria… Si te preguntas cómo saber si espían a mi móvil, además de conocer una serie de aspectos importantes para evitarlo en caso de que tengan motivos para pensar así, sigue leyendo y te lo diremos.

Cómo saber si espían en mi móvil

¿Por qué alguien espía el móvil de otra persona

Lo primero que queremos aclarar antes de explicar cómo saber si espían a tu móvil, es que hay que tener en cuenta que el espionaje a través del teléfono móvil, aunque es muy popular en los medios de comunicación cuando hay un caso, es una práctica mucho menos habitual de lo que la mayoría de la sociedad cree.

Cuando una persona espía su teléfono móvil, lo hace para obtener alguna información específica, especialmente información relacionada con conversaciones privadas. Sin embargo, la mayoría de las personas son completamente intrascendentes para aquellos que podrían espiar los teléfonos móviles. Es importante tener esto en cuenta, porque si pensamos en las conversaciones que mantenemos diariamente la mayoría de los ciudadanos comunes, ¿realmente cree que aquellos que tienen la capacidad técnica y económica para espiar un teléfono móvil estarían interesados en conocer información sobre usted?

En la mayoría de los casos, la respuesta a esta pregunta será negativa, ya que, salvo casos específicos, la mayor parte de la vida de la gente común es completamente intrascendente para quienes pueden llevar a cabo este espionaje. Sin embargo, por supuesto, si se trata de personas que pueden tener información sensible, este espionaje podría llevarse a cabo y, en estos casos, es conveniente saber a qué se puede enfrentar.

Sin embargo, también puede ser el caso que usted sienta que quien espía su teléfono celular es una persona cercana a usted, tal vez algún ex-compañero celoso o alguien que busca controlarlo. En estos casos, es mejor ir a la policía.

¿Cómo puedes espiar un móvil

A grandes rasgos, hay dos métodos de espionaje a través del teléfono móvil. Por un lado, el espía puede escuchar sus llamadas. Esto es lo que comúnmente se conoce como “pinchar un teléfono“. Es algo bastante sencillo de hacer en el caso de los teléfonos fijos, pero en el caso de los móviles es algo más complicado. Esto se debe a que, para pinchar un teléfono, es necesario acceder al propio terminal para instalarlo o a un hardware o software específico que realiza este tipo de espionaje. Es cierto que hay una forma más sencilla, que es que es el propio usuario quien descarga dicho software sin saber lo que está haciendo, al abrir un correo electrónico o una aplicación En este caso, el software espía actuaría como un virus informático, obligando al teléfono a enviar información y grabaciones a otros terminales desde donde serían escuchados.

Por otro lado, además de hacer clic en los teléfonos móviles para escuchar las llamadas, también está el bicho vagabundo. Este método de espionaje a través del teléfono consiste en utilizar un software para controlar a distancia el micrófono de un teléfono. De esta manera, el micrófono se activa y graba todo lo que sucede a su alrededor sin que el propietario se dé cuenta, ya que el terminal no muestra signos de estar encendido en ningún momento. Este sistema de espionaje es más común que el anterior, ya que, según los expertos, es más fácil de ejecutar.

Cómo saber si me espían en mi móvil

Uno de los problemas que surgen a la hora de saber si espían o no el teléfono móvil es que, excepto en los casos en que se tiene un conocimiento avanzado de informática, es bastante complicado detectarlo. Sin embargo, hay ciertos aspectos que podrían ayudarnos a detectar este uso indebido del terminal, especialmente si el método utilizado es el bicho errante.

Aunque el teléfono no da señales de que está siendo operado, para enviar la información que queremos restar, la terminal necesita usar energía para enviar esa información. Es justo ahí donde se puede detectar si nuestro teléfono está siendo usado para que no lo sepamos.

Una de las formas más fáciles de averiguarlo es si la batería empieza a agotarse mucho más rápido de lo que sería normal con el uso que hacemos del teléfono. Esto puede ser un síntoma de que el teléfono está funcionando en segundo plano para enviar la información que ha sido robada. Por supuesto, habrá que tener en cuenta el tipo de teléfono, el tiempo del mismo, así como el de la batería ya que, naturalmente, es normal que las baterías se degraden y gasten más rápidamente cuanto más tiempo haya pasado desde que se empezó a usar.

Por otro lado, también puede ser una señal de que nos están espiando a través del teléfono móvil si el propio teléfono móvil se sobrecalienta de forma anormal, tanto después de una llamada como sin utilizarlo. Esto sería una consecuencia del trabajo que el terminal tiene que hacer en segundo plano para enviar la información que quieren robarnos.

Por último, otra forma muy sencilla de comprobarlo sería si, cuando el teléfono no se está utilizando, lo colocamos cerca de una radio, un televisor o un ordenador. En resumen, cualquier dispositivo electrónico que pueda tener interferencias. Si la interferencia es causada por el teléfono cuando se está usando, no debemos asustarnos. Sin embargo, cuando estas interferencias se producen constantemente y de forma prolongada con el teléfono inactivo, puede ser una señal de que está enviando información en segundo plano sin que seamos conscientes de ello.