Desde que estamos en el vientre de nuestras madres, el cerebro necesita ser estimulado. A medida que vamos creciendo, seguimos rutinas a diario que nos van automatizando cada vez más, lo que trae como consecuencia falta de memoria y concentración, o letargo quizás; pero ¿cómo podemos ejercitarlo con una vida tan agitada? Una de las mejores opciones es resolviendo acertijos y adivinanzas, empezar desde los más fáciles, para ir creciendo hasta los enigmas difíciles te hará mejorar tu agilidad mental.

Los sentidos son los que permiten que recibamos infinidades de estímulos que son procesados por nuestro cerebro, especialmente por la vista y el oído, a través de ellos recibimos información del exterior. Los acertijos a través de juegos de palabras, o imágenes ocultas, incitan a nuestro cerebro a codificar la información y razonar el problema planteado para determinar las respuestas.

Los acertijos son geniales para la estimulación

La diversión también estará presente, pues algunos de esos enigmas te harán romper la cabeza de tanto pensar, y las respuestas sencillas serán un chiste. Poniendo en práctica el pensamiento lógico en todo momento, atinar con las respuestas no tan evidentes, será muy fácil.

Las adivinanzas, por otro lado, con su forma rítmica de presentar interrogantes, invitan a chicos y grandes, a dilucidar de forma lúdica, las incógnitas que esconden estos versos, mientras se divierten en familia. Son ideales para mejorar la memoria, ya que esta mejora con la práctica y por lo general solemos recordar adivinanzas para de repetirlas y poner a pensar también a nuestros amigos.

Las adivinanzas estimulan igual que los acertijos

Ampliar tu campo visual no será suficiente para descifrar, los jeroglíficos, en este caso tienes que mirar más allá, combinar significados de imágenes con textos, para encontrar la solución a la clave que te dan con ellos, será la tarea.

Resolver adivinanzas, acertijos, rompecabezas o descifrar jeroglíficos, es una manera fácil de mejorar tu agilidad mental divirtiéndote, no dudes del beneficio que te brindan estos juegos mentales, con solo leer y buscar respuestas a enigmas fáciles o difíciles (si es posible), lograrás potenciar tu cerebro.

Recuerda que la edad no es limitante, nuestro cerebro por su condición de plasticidad, es capaz de adaptarse al aprendizaje de habilidades nuevas y difíciles, con tan solo mantenerlo activo y estimulado, tengas la edad que tengas. Por ello, te invito a que  recojas un listado de los mejores acertijos y empieces a resolverlos.